domingo, 16 de septiembre de 2007

OCÉANOS


Miradas agudas de gaviota,
faz infinita
recluida entre las sedas
de un cálido velo azul.

Océanos:
donde la boca del pez
semeja un trozo de burbuja
buscando los secretos íntimos del aire;
en donde la ternura procede
de la caricia larga de unos dedos oblicuos
que brotan en el borde de las algas.

Mares hilvanados
entre la sal de un tiempo sin nombre
y las anaranjadas dudas del ocaso;
cementerios de conchas y de nácares,
círculos de luz
en el fondo más secreto de los días del abismo.

Océanos: trozos de manos llorando desencuentros…

Lola Bertrand

9 comentarios:

CATI COBAS dijo...

Buenos los poemas y bien subrayados con las imágenes, Lola. Felicitaciones. Cati

Daniel O. Requelme dijo...

Mares hilvanados
entre la sal de un tiempo sin nombre
y las anaranjadas dudas del ocaso;

Hermosa figura. El poema se desliza suavemente y permite acompañar el viaje que indica. Felicitaciones. Muy Bueno.


Daniel O. Requelme


www.danielrequelme.com.ar

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Tus deseos son ordenes... Aquí estoy. Me ha llamado poderosamente la atención y me he alegrado muchísimo, Lola, ver el montón de gente que viene y te comenta; eso es un signo inequivoco de que gusta lo que escribes.
Es maravilloso, de verdad.
Un beso
Á.

Anónimo dijo...

Un poema realmente bello.
saludos
Juanchu

Anónimo dijo...

Un poema con imagenes que hacen soñar.
Muy bueno, amiga.
Besos
Eva

Anónimo dijo...

"Miradas agudas de gaviota", qué bella metáfora, Lola.
Es un gustazo leerte.
abrazos de Mariam

Luna de Cristal dijo...

Tus buenos poemas dan a este sitio una hermosura marina , me encanta Océanos y me identifico con la imagen de ese final impecable.

Felicitaciones . Marisa

Anónimo dijo...

muy bueno este poema lleno de resonancias marinas.
Saludos Antonio p.

Julia del Prado dijo...

Muy hermoso tu poema de Mar, abrazos, Julia