miércoles, 23 de julio de 2008

UN HIJO DE LA NADA


Detrás de la ventana
convierte el latido
de sus palabras en flores.

Al parterre de sueños le nacen margaritas
y unos dedos imperceptibles
enraízan en su vientre.

Hay un hijo suyo creciendo en las noches,
un hijo ciego,
que la luna preñó
en un orgasmo de semen y cristales mudos .

Y parirá un dolor
húmedo y sin voz
dejando una huella ,
un rastro de ternura
sobre sus labios ausentes.

¿ Acunará la madrugada entre sus brazos
de olvido…?

Lola Bertrand


del poemario Palabras mutiladas

13 comentarios:

isol dijo...

PRECIOSO LOLA!!!!PRECIOSSISIMO!!!!!!!!!!!

Raquel Fernández dijo...

Qué bello poema, Lola. Me encantó.
Un beso muy grande y buen fin de semana.

Guillermo Soto Garcia dijo...

es realmente un poema muy hermoso
me dejaste como en las nubes

espero que estes bien
un beso

espero que no me hayas olvidado
estoy reapareciendo despus de una sequía de inspiracion

hasta pronto

Anónimo dijo...

Siempre me sorprendes, Lola.
Abrazos
Eva

Noray dijo...

¡Qué descubrimiento! Gracias a Catalina te he descubierto.


Todo el poema es bellísimo, pero los siguientes versos son sublimes:
"que la luna preñó
en un orgasmo de semen y cristales mudos"

Un abrazo

gaia56 dijo...

sí, estoy de acuerdo con noray, esos dos versos me cautivaron.
Bueno en realidad me gustó mucho todo el poema Lola ¡qué maravilla!
un beso y a ver cuando coincidimos.

Anónimo dijo...

Todas tus letras llevan una emoción contenida que atrapa , Lola.
Abrazos
Anina

mia dijo...

tremendamente conmovedor

como toda tu,llena de amor!

besos

Anónimo dijo...

Me gusta leerte , me sorprendes.
Saludos
Juanchu

Catalina Zentner dijo...

Tu poesía, Lola, una vez más resplandece.

Anónimo dijo...

Tus letras enganchan , amiga.
brazos
Miriam

mia dijo...

Será el hijo,será la luna

o esta manera tuya

de escribir sentimientos

como quien derrama fragmentos

de luces,de seres y de almas?

Eres profunda Lola y clara!

♥♥♥besos♥♥♥

Ana Espinosa dijo...

Precioso poema y estupendo blog.