miércoles, 21 de noviembre de 2007

Poemas sin nombre VIII

Ojos de arena deslizan
su asombro oriental
por un hueco yermo del paisaje.
Géiseres de negra espuma
parten en dos
la chilaba sucia,
los sueños del oasis,
el rezo monocorde del minarete terco .
Demasiada prepotencia mutila puertas y ventanas,
ahoga en sangre los futuros
posibles e imposibles
de miles de voces rodeadas por alambres de espino…

¿Dejará la paz de ser una entelequia…?

Lola Bertrand
(del poemario POEMAS SIN NOMBRE)

8 comentarios:

JOSÉ ALVAREZ ARNAL dijo...

Los sueños siempre se van. Aceleran suavemente, y quedan solo las palabras.
ATHO

Anónimo dijo...

Un buen poema, Lola.
Saludos
Antonio P.

Anónimo dijo...

Me gusta la sugerencia de tus palbras, Lola.
Abrazos
Eva

Catalina Zentner dijo...

Me encanta visitarte, porque además de belleza hay compromiso en tu poesía.

Anónimo dijo...

Un poema con muchas imagenes , me gustó.
Saludos Juanchu

Anónimo dijo...

Me gusta este poema y la fuerza que arrastra, Lola.
Abrazos
Anina

Anónimo dijo...

Muy bello este poema , me gusta su cadencia al leerlo,Lola.
Abrazos
Mariam

Julia del Prado dijo...

Tan real y preciso tu poema, en este momento crucial en que el mundo camina. Abrazos y recuerdos, Julia