martes, 11 de noviembre de 2008

DIARIO ATÏPICO DE UNA DROGADICTA

Droga: mezcla explosiva de palabras y silencios. La sangre atesora mensajes que los oídos no escuchan.
Droga sinuosa, reptante; atraviesa la piel en una cápsula de voces confusas. Anida en las células, abriendo surcos de dolor en el cerebro…

“Esas palabras no son mías, las carga en su espalda la decrepitud de la noche, Yo pienso en ti y te inyecto en vena. Eres el único resquicio de cordura que hay en mi cerebro”.

Droga: sustancia extraña que penetra en las raíces hasta poseerlas. Obsesión por descubrir la sombra de otro cuerpo en el interior de los espejos.

“Un ápice de cordura –ternura fotografía tu imagen en el fondo de mis pupilas. Beso tus labios, gélidos de amor, y me penetra el dolor en las entrañas. Aún no han enloquecido mis párpados, pero ya falta poco, siento la arena del deseo penetrando en mis ojos”.

Droga: inyección letal de sustancias ajenas al cotidiano flujo de las horas.
Materia incandescente que se nutre de las notas de un clarinete, el olor a mar y unas miradas ahítas de promesas.

“Recuerdo el instante exacto en que tu esencia penetró en el pozo de mis necesidades más urgentes. El grito de sal que me alcanzó; tu cristalino atravesando el mío con una urgencia y necesidad tal, que mi mundo tembló y se resquebrajaron las bases acartonadas de mi propia existencia. Desde entonces tengo sed. Una sed inmensa. Una sed que asfixia y reseca el aire, y que en la noche se acrecienta”.

Droga. La papelina que tengo entre las manos lleva una inscripción: tú…

“El grado de adicción a que llega mi dependencia convierte la oscuridad en una boca gigantesca. Una boca sin labios, ni besos azules y calientes. Acabo de inyectarme todos los gramos que me quedaban de ti. He perdido toda la dignidad y compostura que llevo tras la careta de decencia.
Mañana tendré que mendigar otra dosis…”
Lola Bertrand

4 comentarios:

mia dijo...

Lola,entrañable escritora,

sensible alma traductora

de paisajes inéditos

del vivir los sentimientos,

Cuando tú dices algo,como droga

droga no es algo,sino otra cosa,

grito sublime de la desesperación,

auxilio,ultimátum que afronta la

sinrazón...Poesía que dicta

la muerte y que droga pone en boca

de las venas sedientas!

Sublime Lola,te quiero

increíble persona,genial poeta.

♥♥♥besos♥♥♥

BLUE dijo...

hermoso griot..
abrazos
Blue

gaia56 dijo...

lola llegas con la crudeza que refleja esta vida, aún así son hermosas tus palabras.
un beso.

Anónimo dijo...

Gracias, buen trabajo! Este fue el material que tenía que tener.