sábado, 3 de noviembre de 2007

POEMA SIN LUZ

Desnuda
como el hambre,
antes-siempre…
Tragando
mareas de tóxico,
gotas-horas…
Dejándose
morir
dentro de un orificio negro…

¿Alguna vez
existió la luz…?

Un reloj de arena
transvasa el ritmo lento,
lento,
lento,
demasiado lento...

Lola Bertrand


( del poemario La sangre deja huella)

9 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Sin luz, pero con música, pasión y todos los elementos de la buena poesía.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Precioso, Lola

Verónica Curutchet dijo...

Pues me encantó y sí,
¡alguna vez existió la luz!

La_Sonyadora dijo...

Muy bello, gran poema Lola.

Erika

Pilar dijo...

Qué lento se hace todo cuando estamos en la oscuridad de nuestros sentimientos, y sin embargo ...qué claridad tienen las imágenes que describen esa sensación ...

Emma dijo...

A ver si sale, Lola, porque estuve en tu blog del Iris y las flores y te comente, pero no sale nada alli.
Besos
Emma

Anónimo dijo...

Un poema inquietante , Lola, pero lleno de fuerza e imagenes.
Besos Eva

Anónimo dijo...

Un buen poema, amiga.
Saludos Juanchu

Anónimo dijo...

Muy bueno este poema que transmite sensaciones al lector.
Saludos
Antonio P.